Una Pizza Mediterránea

2014-08-25
  • Cantidad : 2
  • Raciones : 5
  • Tiempo de preparación : 0m
  • Tiempo de cocción : 0m
  • Listo en : 0m

Arranca la última semana de vacaciones para muchos y ya no tenemos ideas para sorprender a los más peques. Pues esta vez os damos una idea para que podáis realizar con vuestros niños. ¿Por qué no dejáis que os ayuden?

Todos sabemos que la pizza es un clásico de la gastronomía italiana. Su origen se sitúa en Italia. Se tenía cómo costumbre preparar un pan de forma circular que una vez horneado se cortaba en porciones cómo es el caso de la pizza actual. Los antiguos griegas sólo cubrían este pan circular con aceite, hierbas aromáticas y queso. Los romanos preparaban su variante; la placenta. Un pan plano untado de queso y miel. 

No se desarrolla la pizza que todos conocemos hasta el siglo XVII en Nápoles. Dónde encontramos las primeras referencias del costumbre de comer una especie de tarta con tomate. En 1889 se le agrega el queso.

Una de las curiosas anécdotas, que rondan por ahí, es que al Rey Fernando I, le fascinaba el plato, y su esposa la Reina, tenía prohibido este plato. Se cuenta que para burlar las órdenes de la Reina, el Rey de vestía de plebeyo para visitar un barrio pobre de Nápoles dónde preparaban Pizzas.

Nosotros haremos nuestra variedad y la haremos con Bebida de Teff.

 

Ingredientes

  • Para la Masa:
  • 200 gr de Bebida de Teff Amandín
  • 300 gr de Harina de teff
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 sobre de levadura seca o 20 gr de levadura fresca
  • 15 gr de aceite de oliva
  • Para el relleno:
  • Salsa de tomate
  • Mozarella
  • 6 tomates cherry
  • 1 cebolla
  • Queso de cabra de rulo
  • Hojas de albahaca fresca
  • Rúcula
  • Sal y pimienta

Pasos a seguir

Paso 1

Para la masa: Primero mezclaremos la harina, con la sal y la levadura en un recipiente. Haremos un volcán en el que dejaremos un espacio en medio para añadirle la Bebida de Teff que la calentaremos para que esté templada, y el aceite.

Paso 2

Lo removeremos bien con un tenedor hasta que quede una masa lisa que se desprenda de las paredes del recipiente.

Paso 3

Enharinamos la mesa, y amasamos hasta que quede elástica. Vamos amasando, doblando por la mitad, presionar de nueva a la base, y repetir este proceso durante aproximadamente unos 5 minutos.

Paso 4

Cada vez que notemos que se nos pega, enharinaremos un poco sin exceso para que no se nos endurezca la masa.

Paso 5

Cuando veamos que hemos conseguido que la masa sea lisa y elástica, la pondremos en un cuenco, la taparemos con papel film, y dejaremos que fermente durante 30-40 minutos.

Paso 6

Una vez fermentada, enharinaremos la masa, la aplastaremos y le daremos form a con el rodillo hasta conseguir una masa de unos 3 mm.

Paso 7

Para la pizza: Una vez la masa está preparada y ya tiene la forma que deseamos, cubrimos la superficie con salsa de tomate.

Paso 8

Pondremos la mozzarella cortada a láminas y la esparciremos por encima del tomate.

Paso 9

Pondremos media cebolla cortada a láminas por encima. Acordaros que esta receta de masa, podréis preparar un par de pizzas.

Paso 10

Cortaremos los tomate cherry por la mitad, aproximadamente 3 por cada pizza, y los colocaremos de manera estratégica por encima.

Paso 11

Finalmente colocaremos las rodajas de queso de cabra por encima y la rúcula. Las hojas de albahaca las pondremos cuando le queden 5 minutos de cocción.

Paso 12

Hornearemos a 220ºC unos 20 minutos.

.

Valoración general

(0 / 5)

0 5 0
Valora esta receta

0 votos en esta receta

Recetas relacionadas:
  • Cúrcuma latte con rosquillas de manzana

  • Boniato o calabaza chai

  • Granola sin cereal con fruta del tiempo

  • Capuccino de achicoria y coco

  • Terrina de cacao

Información de producto

Ventajas de este producto Amandín

  • Bebida ecológica de Teff

Comentarios de las recetas

Escribe un comentario