Pan vegano de calabaza

2017-10-20
  • Tiempo de preparación : 0m
  • Tiempo de cocción : 0m
  • Listo en : 0m

Llega el otoño y con él Halloween. Es el momento de hacer manualidades y decorar la casa con divertidas o terroríficas calabazas de Halloween. ¿Pero qué podemos hacer con la pulpa de la calabaza que nos sobra? Te proponemos una receta que te dará la solución perfecta.

¿Sabes por qué se asocian las calabazas con Halloween? Esta tradición nace con la leyenda irlandesa de Jack. Esta historia explica cómo Jack, un pobre estafador de granjeros, no tenía lugar ni en el cielo ni en el infierno a causa de un pacto que había hecho con el mismo diablo. Su espíritu vagaba sin rumbo ni sentido por el mundo, con una calabaza hueca, que contenía una vela, para guiarle en la oscuridad. Desde entonces, las calabazas huecas con velas en el interior son un símbolo de Halloween.

Si te animas a preparar tu calabaza de Halloween, guarda la pulpa de la calabaza para preparar esta deliciosa receta. Un pan muy original por su sabor dulce y su color dorado. Un pan con un sabor dulce perfecto para acompañar tus desayunos.

Para preparar esta receta de Gina utilizamos la Crema de Almendras Eco Amandín. También necesitamos flax eggs ¿lo conoces? Se trata de una alternativa vegana en panadería para sustituir los huevos, una opción genial para vegetarianos o veganos o personas con alergia al huevo. ¿quieres saber cómo se preparan? Te lo contamos en el paso 2.

 

Ingredientes

  • 350 g de calabaza
  • 2 cucharadas soperas de aceite de coco virgen
  • 70 g de Crema de Almendras Eco Amandín
  • 2 flax eggs (2 cucharadas soperas de lino molido + 6 cucharadas soperas de agua)
  • 180 g de harina de avena
  • 120 g de harina de almendras Los Frutos del Sol Amandín
  • 1 c/p de levadura de pastelería ecológica
  • 1-2 c/p de canela en polvo
  • 1 c/p de jengibre en polvo
  • Nuez moscada
  • Una pizca de sal marina

Pasos a seguir

Paso 1

Precalentamos el horno a 180 ºC.

Paso 2

Para los flax eggs , mezclamos en un bol los ingredientes: 2 cucharadas soperas de semillas de lino molidas con 6 cucharadas soperas de agua, y déjanos reposar unos 5-10 minutos. Obtendremos una pasta ligeramente espesa.

Paso 3

Pelamos y cortamos la calabaza a trozos.

Paso 4

Llenamos una sartén con agua caliente hasta la mitad y la llevamos a la ebullición. Cuando empiece a hervir, añadimos los trozos de calabaza, tapamos y cocemos unos 10-15 minutos hasta que esté tierno.

Paso 5

En un procesador de alimentos mezclamos la calabaza cocida con la preparación de lino y el resto de ingredientes, y trituramos hasta integrarlos todos.

Paso 6

Untamos un molde rectangular con aceite de coco virgen y vertemos la masa.

Paso 7

Hacemos un corte en el medio y lo decoramos con nueces troceadas y semillas de calabaza por encima.

Paso 8

Colocamos en el horno y lo cocemos durante unos 45-50 minutos.

Valoración general

(5 / 5)

5 5 1
Valora esta receta

1 votos en esta receta

Comentarios de las recetas

Escribe un comentario