Buñuelitos de verduras

2016-05-20
  • Tiempo de preparación : 0m
  • Tiempo de cocción : 0m
  • Listo en : 0m

Para la receta de hoy proponemos un plato apto para veganos, elaborado con verduritas y un elemento especial: la harina de garbanzo. Además también utilizaremos Caldo de Verduras Eco, elaborado con ingredientes procedentes de la agricultura ecológica y que tiene un bajo contenido de grasas. Además no tiene gluten, por lo que es apto para personas celíacas.

La harina de garbanzo es un elemento muy utilizado en la cocina oriental, sobre todo en regiones como la India, en el que este tipo de producto se utiliza más frecuentemente que la harina de trigo tradicional. Allí se conoce como harina chana y se utiliza como ingrediente tanto para platos fríos como calientes, dulces o salados. ¡Un ingrediente muy versátil!

A pesar de ser un producto oriental está cada vez más integrado en la cocina de Occidente, sobre todo en dietas veganas, porque mezclada con agua, la harina de garbanzo se convierte en un buen sustituto del huevo, sobre todo en la elaboración de tortillas o crepes. Se trata de un tipo de harina mucho más aromática que la harina que utilizamos habitualmente y al incorporarla a nuestra cocina, obtenemos un producto mucho más sabroso.

Podemos utilizarla para rebozar, pero también como base para una masa de bizcocho o pizza, o de buñuelitos, como es el caso de la receta de hoy. En los buñuelitos que elaboraremos podemos añadir a la masa cualquier tipo de verdura que tengamos a mano: zanahoria, tomate, patata cocida, puerro… Cada uno ¡a su gusto!

Ingredientes

  • 200 g. de verduras variadas
  • 50 g. de champiñones
  • 125 g. de harina de garbanzo
  • 150 ml. de Caldo de Verduras Eco
  • 2 puñados de avena
  • 1 cdta. de cilantro molido
  • 1 cdta. de cúrcuma
  • 1 cdta. de sal

Pasos a seguir

Paso 1

En un recipiente calentamos el Caldo de Verduras Eco, para añadirlo posteriormente a la mezcla.

Paso 2

Mezclamos en otro recipiente la harina de garbanzo, el cilantro, la cúrcuma y la sal, además del Caldo que anteriormente hemos calentado.

Paso 3

Removemos la mezcla hasta obtener una masa homgénea y bastante densa.

Paso 4

Agregamos las verduras a la masa, picadas a pedacitos pequeños. Además, incorporamos los champiñonen en láminas muy muy finas.

Paso 5

Mezclamos bien. En el caso de que la masa resulte muy líquida, añadimos un par de puñados de avena. Una vez tenemos la masa lista, dejamos que repose unos minutos.

Paso 6

Freímos en aceite la masa en pequeñas raciones, hasta que esté bien doradito.

Valoración general

(5 / 5)

5 5 1
Valora esta receta

1 votos en esta receta

Recetas relacionadas:
  • Bolognesa vegana

  • Salsa de puerro vegana

  • Strudel salado de calabaza, tofu y crema eco de avellanas

  • Mini cakes de remolacha, naranja y chocolate

  • Crema de castañas con Bebida de Avena, Tosta de Setas y Pedro Ximénez

Información de producto

Ventajas de este producto Amandín

  • Caldo ecológico de Verduras

Comentarios de las recetas

Escribe un comentario